Japón quiere construir “ciudad respaldo” para Tokio (en caso de nuevo terremoto)