Suecia activará la conexión a internet más rápida del mundo, de 120 Gbps