Un nuevo chip capaz de transmitir a 1.5 Gigabits por segundo