Un eficaz método transforma el CO2 en metanol para usarlo como combustible limpio