Una cámara supersensible captura la imagen directa de un exoplaneta