Estas bacterias convierten las aguas residuales en energía limpia