Crean una molécula que interactúa con los tejidos para tratar lesiones