Este verdadero monstruo marino fue capaz de comer incluso ballenas