Ingresó en la fase final el plan de la NASA para desviar asteroides